En nuestro cole todos nos hemos mojado a favor de la paz y la igualdad y, sobre todo, en contra de toda forma de violencia. Hemos recordado a todas las personas, especialmente a las mujeres, que han sufrido las terribles consecuencias de la violencia ejercida por aquellos que son incapaces de reconocer en ellas a seres humanos dignos de respeto. Sabemos que la ignorancia y la inconsciencia son las madres de la violencia, por eso tratamos de que nuestros alumnos se hagan conscientes de la importancia del respeto hacia los demás, aunque no estemos de acuerdo con algunas de sus decisiones y opciones personales.

Los niños aprendieron y cantaron la estupenda canción de Rozalen La Puerta Violeta para sensibilizarse y profundizar en el tema, descubriendo en muchos casos que ellos mismos son protagonistas en primera línea en sus propios hogares de estas formas de intolerancia y violencia. Intentamos con nuestro trabajo contribuir a cortar las cadenas del maltrato. Sin educación alternativa, los hijos maltratados se convierten en maltratadores, pues ese ha sido su modelo de relación. Podemos mostrar otras formas de vivir las relaciones desde la escuela y ayudar a crear una cultura de paz, igualdad y no violencia.

Para los más pequeños (Infantil, 1º y 2º de primaria) nuestra compañera Ana Peromingo, adaptó esta dura temática a través de una actividad de cuentacuentos. En este caso, como puede verse en la galería fotográfica, la obra elegida fue Los Pájaros Arcoiris de Olga Barroso, en la que Marc y Malva, dos pájaritos arco iris son una pareja en la que se encarnan los problemas derivados de la intolerancia y la falta de amor y respeto que desembocan en la violencia de género. En este vídeo podéis ver la presentación oficial de este magnífico cuento en el que participa Pilar Llop, la actual presidenta del Senado.